¿No estás de acuerdo con las decisiones del entrenador?

¿No estás de acuerdo con las decisiones del entrenador?

Con este artículo pretendo mostraros a todos los futbolistas la importancia de entrenar cada sesión como si fuese la primera, con la misma intensidad, con el mismo empuje pero sobre todo con la misma ilusión.

Visto así parece difícil porque las temporadas son largas, con muchas y sobre todo, es difícil estar motivado cuando no estás de acuerdo con las decisiones que toma el entrenador.

Yo como entrenador pretendo haceros entender la importancia de trabajar siempre igual de bien. Como puntos principales, entendemos que debemos ser ”profesionales”, sea cual sea nuestra edad o estemos compitiendo en la categoría que sea, debemos trabajar como si fuésemos una estrella mundial

¿Por qué?

Por respecto al escudo que representáis, pero sobre todo por respecto a vuestros compañeros que están día tras día trabajando a vuestro lado, mojándose con vosotros, pasando frío y que a la hora de la verdad van a dar la cara por ti como si fueses su hermano, porque todos los que jugamos y compartimos vestuario sabemos los vínculos que realmente se forjan dentro de él.

Hay veces que esto no parece suficiente para algunos jugadores y esto suele ocurrir por los siguientes casos:

  1. El jugador se desmotiva por falta de minutos o no se siente valorado por el entrenador. Este es un caso muy habitual y que todo el mundo conoce casos e incluso en algún momento de nuestra carrera nosotros fuimos esos jugadores. Como entrenador entiendo que en muchas ocasiones es difícil de afrontar. Sin embargo, me gustaría convenceros de que esta situación puede cambiar en cualquier momento, ¿Y cómo puede cambiar? Estando preparado y para ello sólo hay una manera… Los entrenadores nunca nos vamos a echar piedras sobre nuestro tejado y no nos gusta tener a jugadores desmotivados en la plantilla porque eso repercute directamente en el resto. Por ejemplo: Un delantero no habitual desmotivado, no trabaja bien por la semana, por lo tanto no contará con minutos en el partido. Esto conlleva a que, al delantero titular no le hará falta trabajar tan duro porque sabe que será titular, su rendimiento descenderá, y el equipo se verá afectado también. En cambio, sí se delantero ”suplente” trabaja duro, tendrá su oportunidad durante el partido, y la oportunidad de mejorar el trabajo hecho por su compañero y así poder disputar el puesto. Además de esto, el delantero titular se verá obligado a trabajar duro para conservar el puesto sino esto conllevaría a tener un delantero acomodado en la titularidad y sin competencia por la desmotivación de su compañero, a que el equipo cuente con dos delanteros disputándose un puesto y obligando a ambos a no bajar ni un ápice de esfuerzo para no verse relegados al banco.

 Este caso tan solo es un ejemplo que podemos observar en cualquier equipo, tanto profesional como amateur. Pero no solo es el único caso que podemos ver. Para poner otro ejemplo, un caso que también seguro que todos hemos visto, es el de un jugador desmotivado que no trabaja durante un periodo extendido en el tiempo. Su compañero que hasta el momento estaba contando con más minutos se lesiona, pero el entrenador debido al mal rendimiento del jugador desmotivado decide reconvertir a otro compañero para su posición. El jugador por no ser profesional ha perdido su oportunidad para ganarse la titularidad. Por eso, es tan importante ser profesional y siempre demostrarle a vuestro entrenador que estáis preparados para demostrar su calidad. Esto repercutirá en vosotros y en el equipo y solo haréis crecer al unísono.

  1. El jugador tiene las capacidades tanto físicas, técnicas como tácticas para convertirse en un gran jugador. Sin embargo, el jugador nunca llega a triunfar. Este es otro de los casos que como entrenador me encuentro muy habitualmente, pero ¿por qué sucede esto? En la mayoría de los casos va unido al mal entrenamiento o al acomodo del jugador. ¿A qué me refiero? Pues hay grandes jugadores que piensan que sólo con sus cualidades es suficiente para llegar a ser un profesional del fútbol, ERROR. La diferencia de las ligas no es la calidad del jugador sino el saber adaptarse al ritmo de la competición, acaso no hay jugadores en la Liga Adelante (Segunda división española) con superior calidad a jugadores en La Liga (Primera división española) por supuesto que sí, la diferencia es que no supieron adaptarse al ritmo de una competición superior cuando tuvieron la oportunidad, y la mayoría de las veces va sujeto al acomodo del jugador. A ti como jugador que disputas la competición X no te hace falta trabajar en los entrenamientos como a tus compañeros para ser titular, para brillar en tu equipo o incluso para ser uno de los jugadores destacados de tu competición, pero que pasará cuando tengas que hacer unas pruebas para una competición superior pues lo más probable que algún otro jugador, incluso con capacidades inferiores a las tuyas se quede con tu puesto porque venía mejor preparado que tú. Los entrenadores o directores deportivos antes de fichar a cualquier jugador realizamos informes, no solo de partidos sino también del trabajo diario, del comportamiento en el vestuario, el respeto al cuerpo técnico y por supuesto al club. Por eso si eres ese gran jugador SE UN EJEMPLO PARA TUS COMPAÑEROS, SE EL ESPEJO AL QUE SE TIENEN QUE VER.

Espero que con este pequeño artículo os ayudase a ver algunas situaciones que ocurren habitualmente en una temporada, a vosotros o algún compañero y que veáis desde el punto de vista del entrenador cómo os analizamos a vosotros y como podéis crecer como profesionales y estar siempre listos para brillar.

Por: Andrés Costas Fernández – Entrenador Nacional de Fútbol “UEFA Pro” / MBA Dirección de Entidades Deportivas
Twitter: @andrescostasf